Celebrar en valores, agradecer para ser feliz

“La gratitud no es solo la más grande de las virtudes, sino la madre de todas ellas” (Marco Tulio Cicerón)
Este mes de noviembre se celebra en Estados Unidos el día de acción de gracias, una festividad icónica del país vecino, en la cual se reúnen familiares y amigos para dar gracias por otro año más de vida, de oportunidades y anhelos. Es una fecha que podemos aprovechar para hablar de valores en familia, como la gratitud, la solidaridad, el respeto, la sinceridad, ¿qué otros valores te parecen esenciales para inculcar en tus peques? Con motivo de esta celebración, hemos redactado un blog para hablar sobre la importancia de inculcar valores como parte de una educación integral durante la infancia. 
Hace 400 años, algunos colonos ingleses se encontraban explorando lo que hoy conocemos como el estado de Massachusetts, donde el invierno es muy frío y difícil, por lo que varios enfermaron y no lograron recolectar suficientes víveres para la temporada. Un día, los peregrinos conocieron a los nativos americanos, quienes, al ver su situación, les enseñaron a pescar, cazar y a plantar productos que pudieran conservar durante el invierno. Con su ayuda, recolectaron una gran cosecha el otoño siguiente y construyeron corrales para su ganado. 
En agradecimiento, prepararon un gran banquete y una fiesta a la que invitaron a los nativos. A partir de entonces, se celebra esta festividad en todo el país para dar gracias y recordar las cosas buenas que tenemos, todo lo que hemos aprendido y experimentado, así como a aquellos que nos han tendido una mano cuando lo hemos necesitado. Dar las gracias es expresar el sentimiento de gratitud y se siente muy bien cuando lo practicamos a diario. La falta de gratitud, en cambio, desencadena una sensación de descontento, infelicidad o incomodidad con nuestro entorno, con nosotros mismos y quienes nos rodean.
El día de acción de gracias encierra más enseñanzas, supone una tradición que enseña a los niños otros valores como:
Foto gratuita hermano joven que ofrece un regalo a la hermana
  • Generosidad
Esta celebridad enfatiza en la importancia de dar y compartir con los demás. Por eso es muy común que durante estas fechas se organicen campañas de donaciones o para voluntariados. La generosidad promueve una actitud positiva y el bienestar emocional, desarrollando un sentimiento de compasión y el sentido de responsabilidad social.
  • Empatía
Al comprender las situaciones de otras personas externas al núcleo familiar, los niños pueden desarrollar empatía hacia las distintas realidades y perspectivas de otras personas. Además, la empatía desarrolla una comprensión más profunda del mundo que nos rodea.
  • Colaborar
El trabajo en equipo durante el festejo de una celebración es bastante formativo, ya sea porque los niños aprenden a organizar, servir de apoyo y a seguir órdenes, lo que los hace apreciar el esfuerzo de las personas.
  • Paciencia
Es bastante común que en estas fechas las tiendas promuevan ofertas, como es el famoso “black friday”, lo cual desvirtúa un poco el espíritu festivo. Sin embargo, podemos animar a los pequeños a ser pacientes y enseñarles a ahorrar. De esta forma, podrán hacerlo durante todo el año para aprovechar esas ofertas y adquirir algún libro o juguete de su preferencia. 
Las celebraciones son oportunidades para reunir a la familia, compartiendo momentos especiales y reflexionando sobre las vivencias pasadas. Podemos destacar los valores familiares, como apoyar en la preparación de la cena, en la compra de los ingredientes, poniendo la mesa o sirviendo la mesa. Cada dinámica familiar enriquece a su manera el desarrollo infantil, lo importante es fomentar una convivencia armónica, el trabajo en equipo y los lazos que los unen más allá del rasgo sanguíneo. 
Si bien la familia no es un valor en sí misma, es un elemento vital en la enseñanza durante la educación infantil. Integrar los lazos emocionales durante la celebración del día de acción de gracias fortalece esta experiencia. 
Foto gratuita familia de tiro completo pasar tiempo juntos

La importancia de fomentar valores en la infancia 

La educación de los niños va más allá del aprendizaje académico, se trata de un proceso integral que incluye la transmisión de valores éticos y morales fundamentales. Estos valores no solo moldean su carácter, sino que también tienen un impacto significativo en la sociedad de la que formarán parte en el futuro. 

La infancia es un momento clave para la formación de seres humanos con valores éticos. Durante estos años los niños absorben aprendizajes, información, actitudes y comportamientos a través de la observación y la interacción con su entorno, especialmente de sus figuras de autoridad quienes funcionan como sus modelos a seguir, nos referimos a sus padres, maestros, hermanos mayores, tíos o demás miembros de su familia o figuras importantes en su comunidad. 
Los valores éticos ayudan a los niños a comprender quiénes son, en qué creer y cómo desean relacionarse con el mundo que los rodea. Brindan una guía para tomar decisiones y desarrollar actitudes, comportamientos y forman su carácter. Forman la base de su comportamiento social, fomentando relaciones saludables que contribuyen positivamente a su comunidad.
Una enseñanza de valores éticos en la infancia no solo beneficia a los niños y su entorno social más cercano, sino que tiene un impacto directo en la sociedad en general:
  • Contribuye a la formación de ciudadanos responsables y empáticos.
  • Fortalece la cohesión social y la armonía comunitaria.
  • Ayuda a reducir los conflictos y promueve la resolución pacífica de conflictos.
  • Construye los cimientos para un mundo mejor, más compasivo y justo.
El papel de crianza se divide entre padres, familiares y educadores. Tienen un papel vital en la transmisión de estos valores éticos. Aprovechar las fechas especiales como el día de acción de gracias puede ayudar a los pequeños a tener una mayor comprensión del mundo que les rodea. No es necesario celebrar esta fecha a lo grande, ya que es una costumbre más común en Estados Unidos y algunos estados fronterizos, sin embargo, puede ser la ocasión perfecta para repasar esos valores en familia. Pueden contar historias y participar en acciones solidarias para fortalecer la comprensión de los peques y aplicar estos principios de manera práctica. 
Ahora que, si bien pueden darse la oportunidad de compartir una cena y la compañía de sus seres queridos, aprovechen la ocasión para fortalecer sus lazos, recuerda que el principal valor que sirve como brújula durante el desarrollo y crecimiento de tus hijos es el amor. A través de esta y otras festividades, podemos ofrecerles valiosos aprendizajes sobre la importancia de estos valores en sus vidas. Así cultivamos en ellos una base ética, firme y sólida para contribuir en la construcción de un mundo más justo y solidario para todos. ¡No olviden agradecer todos los días! ¿Acaso un nuevo amanecer no es motivo para ello? ¡Hasta pronto lectorcitos!
Regresar al Blog

Conócenos más, síguenos en Instagram

#SomosClubLibritos