Carta pedagógica: Mi familia es un zoologico

Acompañamiento del libro: Mi familia es un zoologico

Especial de personas, tradiciones y dinámicas, aporta algo súper especial a nuestra comunidad. 
Primero que nada, ¿sabías que no hay dos familias iguales? Algunas son como pequeñas tribus, con abuelos, tíos y primos participando en todo, desde la cena hasta los juegos de fútbol los domingos. Otras son más pequeñas, quizás solo mamá y papá, o tal vez un par de hermanos que son inseparables. Y cada una de estas familias tiene su propio ritmo, sus propias costumbres que hacen que su hogar sea único.
 
Las tradiciones, esas cosas que hacemos una y otra vez, también varían un montón. Algunas familias celebran las grandes fiestas siguiendo tradiciones que han pasado de generación en generación, mientras que otras podrían haber empezado sus propias tradiciones basadas en lo que más les gusta hacer juntos. Estas costumbres no solo nos unen más, sino que también le ponen sabor a nuestras reuniones y celebraciones.
 
Aquí te traemos unos tips para que esas tradiciones familiares sean aún más especiales y creen recuerdos inolvidables en los pequeños:
 
  1. Pon a los peques en el centro de la acción. ¿Por qué no los invitas a ayudar a decorar la casa para las fiestas o a escoger el menú de una cena especial? Darles voz y voto no solo los hace sentir importantes, sino que también les enseña el valor de contribuir a la familia. 
  1. Crea pequeños rituales diarios o semanales. No tiene que ser nada del otro mundo. Puede ser algo tan simple como contar chistes en la cena o tener una noche de películas todos los viernes. Estos momentos se convierten en algo que todos esperan y fortalecen el lazo familiar.
  1. Guarda esos momentos especiales. Tomar fotos, grabar videos o incluso llevar un diario de los logros y eventos familiares ayuda a construir una historia compartida. Mirar estos recuerdos juntos en el futuro siempre saca sonrisas y renueva el sentimiento de cercanía.
  1. Experimenten con nuevas tradiciones. A veces, probar algo nuevo puede dar inicio a una tradición que perdure generaciones. Puede ser algo tan sencillo como empezar a plantar un árbol cada año en un cumpleaños, organizar una búsqueda del tesoro anual, o incluso adoptar la costumbre de escribir cartas a mano que se abran en el futuro. Estas nuevas tradiciones pueden convertirse en las favoritas y algo que todos esperen con emoción.
  1. Compartan sus tradiciones con otros. Invitar a amigos o a otras familias a participar en tus rituales familiares puede ser una forma maravillosa de fortalecer lazos con la comunidad y aprender unos de otros. Por ejemplo, podrían organizar una comida potluck donde cada familia traiga un platillo típico de su cultura, o un día de juegos tradicionales de diferentes países. Esto no solo amplía el círculo familiar, sino que también enriquece a todos con nuevas experiencias y perspectivas.
Estos tips pueden ayudarte a crear una atmósfera de inclusión y aprendizaje, fomentando la apreciación de la diversidad dentro de tu propia familia y más allá.
 
Cada familia es un universo lleno de historias, tradiciones y dinámicas que la hacen única. Al involucrar a todos en la creación y celebración de estas tradiciones, probar cosas nuevas y compartir con otros, no solo fortalecemos nuestros lazos familiares, sino que también enriquecemos nuestra comunidad. Espero que estos consejos te inspiren a explorar y abrazar las tradiciones que hacen especial a tu familia.
Con cariño,Club Libritos

Regresar al Blog

Conócenos más, síguenos en Instagram

#SomosClubLibritos