Actividades divertidas para niños durante las fiestas decembrinas

La Navidad es una de las épocas del año preferidas por los niños, ya que, su rutina cambia totalmente durante algunos días. Tienen días libres en el colegio, conviven con su familia, el ambiente se inunda de olores, sabores, texturas, luces y colores de temporada, y, por si fuera poco, reciben obsequios y se divierten en fiestas, reuniones, posadas y la tan esperada cena de Noche buena. 
Es una de las celebraciones favoritas de niños de todas las edades, incluso de los adultos, ya que muchos esperan la fecha prácticamente todo el año. Este es un buen momento para aprovechar los días libres de tus hijos y organizar algunas actividades divertidas en familia para combatir el aburrimiento que pudiera asomarse por la ventana. 
No se trata nada más de pasar tiempo en familia, sino de volverlo tiempo de calidad, apagando los dispositivos móviles y pantallas y no tener interferencias de ningún tipo, para interactuar padres e hijos de manera recreativa y a la vez divertida, para hacer de estas fiestas navideñas un recuerdo inolvidable en la memoria familiar. 
Deja que la magia de estas fechas llegue hasta la puerta de su casa y se instale en su agenda de planes para realizar estas divertidas actividades para niños y papis.
 

Colocar el árbol de Navidad

Un icono de esta temporada es el clásico árbol navideño. Se trata de una tradición con profundas raíces históricas y se ha convertido en una costumbre practicada en muchos países alrededor del mundo, convirtiéndose en un símbolo de estas celebraciones. Se adorna con luces, esferas de colores, lazos, escarchas y otros adornos navideños.
Puede ser una actividad divertida para realizar en familia, ya sea que escojan el árbol en un vivero o compren uno armable, desde que lo escogen en conjunto realizan trabajo de equipo, para pasar a adornarlo de la mejor manera. Pueden crear adornos con palitos de madera, conos de huevo, cartón o cartulinas, y dejar sus cartas para Santa Claus, el niño Jesús, los Reyes Magos o Papá Noel.

Decorar la casa con luces navideñas

Si está dentro de sus posibilidades, pueden adquirir juegos de luces navideñas para decorar el exterior de su casa y la sala de estar. Además de las típicas luces del árbol pueden conseguir estructuras o darles forma a las luces para crear retratos de renos, muñecos de nieve, copos de nieve o estrellas.
 
Se cuenta que esta costumbre surgió en Alemania con Martín Lutero, quien al regresar a casa durante una noche nevada atravesando el bosque, vio las estrellas brillando a través de las ramas de los árboles y decidió recrear la imagen para su familia utilizando velas encendidas en un árbol. Con el paso de los años, y debido al riesgo de un incendio accidental, las velas se cambiaron por extensiones de luces eléctricas.

Cocinar galletas navideñas

Hornear y decorar galletas navideñas es una actividad bastante popular durante las fiestas, ya que reúne a las familias para compartir un momento de creatividad, diversión y disfrute gastronómico mientras se celebra la temporada navideña.
 
Es una actividad en la que los pequeños pueden participar sin mayor riesgo, ya que pueden apoyar en la preparación de los ingredientes, la masa y en la decoración con betún, azúcar glass, chispas de chocolate o glaseados de colores.

Cantar villancicos 

En México y Latinoamérica los villancicos forman parte importante de las celebraciones decembrinas, algunos de los más famosos son Los peces en el río, Noche de paz, Mi burrito sabanero, Campana sobre campana, El niño del tambor, entre otros. 
Entonar estas canciones en familia puede representar un recuerdo entrañable para padres e hijos. Fomentan la unión familiar, creando un ambiente cálido y unido, fomentando la cercanía y las habilidades sociales. Permiten a los niños trabajar en equipo, además de estimular sus capacidades de expresión emocional. Promueven también la confianza y la autoestima, dándoles la oportunidad de expresarse y practicar sus talentos artísticos.

Leer y contar cuentos navideños

Los cuentos infantiles desempeñan un papel importante en el desarrollo infantil al promover la imaginación, transmitir valores, fomentar la empatía, enriquecer la comprensión del mundo y fortalecer los lazos familiares, mientras estimulan las habilidades lingüísticas y cognitivas en los niños. Al leer o escuchar estas historias, los peques aprenden sobre diferentes costumbres y valores, ampliando su comprensión del mundo y los límites de su imaginación. 
Algunos clásicos como. El Grinch, El expreso polar, Nicolás San Norte y la leyenda de los guardianes, Un cuento de Navidad, entre otros, son títulos perfectos para pasar una tarde en familia acompañados de una bebida caliente para adentrarse en el fabuloso mundo de las letras.

Visitar un mercado o feria de Navidad

Es bastante común que durante esta temporada se instalen ferias o mercaditos de productos relacionados, como decoraciones navideñas, obsequios, artesanías, gastronomía típica, juguetes y demás productos que pudiéramos imaginar decorando nuestro árbol navideño, ya sea como mero ornamento o como un obsequio envuelto esperando a ser abierto. 

Crear un calendario de adviento 

Un calendario de adviento es una tradición navideña que se utiliza básicamente para contar los días previos al día de Navidad. Es un calendario que comienza el 1 de diciembre y termina el 24, con la Nochebuena. La idea es crear una cuenta regresiva emocionante para los niños, brindándoles una pequeña sorpresa o regalo cada día antes de la llegada de la Navidad. Esta tradición tiene como objetivo recordar el significado y la importancia de la temporada navideña mientras se crea una emoción anticipada en el período previo a la Nochebuena.
Por lo general consta de una estructura que incluye 24 puertas o ventanas numeradas una por una. Cada día, desde el 1 de diciembre hasta la víspera de Navidad, se abre una de las ventanas para revelar una sorpresa en su interior. Pueden idear un calendario ocupando sobres de papel, o bien, armándolos con papel estraza u hojas blancas, enumerando cada uno y escondiendo algún obsequio dentro para colgarlos o pegarlos en una pared o pizarra. De esta manera podrán personalizarlo con dibujos, stickers o como mejor se les ocurra. 

Escribir y decorar tarjetas 

Pueden crear tarjetas personalizadas para sus familiares y amigos. Los pequeños pueden utilizar su imaginación para escoger los materiales con los que pueden elaborarlas, como papel de colores, stickers, diamantina, sellos, recortes y, por supuesto, escribir un mensaje donde expresen sus mejores deseos. Escribir una carta es un recurso que la tecnología digital ha ido dejando de lado, sin embargo, eso no quita que sea un excelente detalle para nuestros seres queridos.

Pasar una noche de juegos de mesa

Aprovechando los días libres, pueden organizar una tarde o noche de juegos de mesa y dormir un poco tarde. Pueden llevar a cabo un bingo navideño, elaborar tarjetas de memoria con objetos o íconos de temporada, un juego de mímica o incluso una búsqueda del tesoro. También pueden jugar a las cartas, serpientes y escaleras, algunos juegos de palabras o con dibujos. Hagan de esa una noche especial dándole un toque personal a las actividades para hacer de esa noche algo aún más especial. 
Las festividades navideñas nos ofrecen un momento para reflexionar sobre la importancia de la familia, la generosidad y el amor, son fechas especiales para agradecer. A través de tradiciones tan arraigadas como los villancicos, los cuentos de Navidad o el calendario de adviento, creamos recuerdos con nuestros seres amados a través de acciones que parecen tan sencillas, pero que, además, fomentan valores positivos en nuestros niños. Que esta época sea de gran inspiración para compartir alegría, gratitud y esperanza, extendiendo la calidez de la Navidad a todos los corazones.
¡Felices fiestas y que la magia de la Navidad llene sus hogares de amor y felicidad!
Regresar al Blog

Conócenos más, síguenos en Instagram

#SomosClubLibritos